Crema de acelgas

Se acerca el buen tiempo y con él la tan temida Operación Verano (la llamo así en vez de Vikini, pues hasta ahora no he visto a ningún muchacho ataviarse con dicha prenda). Seguramente much@s de vosotr@s ya os estéis lamentando de las jartás a comer de éstos últimos días: que si me como una mona por aquí, que si te esclafo un huevo duro en la frente y me lo como por allá, que si vámonos de barbacoa y démosle a la panceta… Y ahora que ya empiezan a brillar los primeros rayos de sol nos damos cuenta de que nuestro abdomen ha crecido y no sabemos cómo ha sido…

Ya sabéis la importancia de llevar una dieta equilibrada, en la que no falte ni la carne, ni el pescado, ni las legumbres, ni las grasas, pues éstas son indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Lo que yo os propongo es cuidar las cenas, pues todo lo que os metáis al cuerpo por la noche no lo quemaréis (o sí…) y se os acumulará en los puntos débiles: culo, cadera y abdomen. Una opción es cenar cremas de verduras acompañadas de una pieza de fruta y de una tortilla francesa o un pescado al vapor. Hoy os voy a presentar mi crema de acelgas, para la que necesitaréis:

2 manojos de acelgas
1 patata mediana
Una pastilla de caldo
Pan duro

Pelamos y cortamos la patata en cuatro trozos. En una olla, colocamos la patata y cubrimos de agua (más o menos medio litro de agua). Añadimos una pastilla de caldo y dejamos cocer. Mientras tanto limpiamos las acelgas, las troceamos y las incorporamos a la olla. Dejamos cocer por espacio de 10 minutos, o hasta que la patata esté hecha. Pasamos por la batidora y dejamos reposar. Mientras tanto, en una sartén ponemos suficiente aceite de oliva virgen para freír trocitos de pan. Calentamos, añadimos los trozos de pan y freímos con mucho cuidado de que no se socarren. Escurrimos en un plato con papel absorbente y añadimos sal. En un bol servir la crema y aparte los picatostes, para que cada cual se sirva al gusto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Ensalada de tomate Kumato

El tomate kumato es un tipo de tomate de reciente incorporación en los mercados, de manera que es probable que los consumidores desconozcan su existencia o las características que lo distinguen de otros tomates. Es de muy buena calidad por su intenso y exquisito sabor, con características muy parecidas a las del tomate raf excepto en el aspecto.
El tomate kumato procede de las Islas Galápagos. Actualmente, en España se cultiva principalmente en la región de Murcia. Se puede emplear como si de cualquier otro tomate se tratara. Por lo tanto, el tomate tradicional de cualquier receta que lo incluya se puede sustituir por esta novedosa variedad. Lo que se consigue es que las nuevas recetas que lo añadan en crudo tengan un sabor mucho más intenso.
Sus características hacen al tomate kumato apropiado para su consumo en ensaladas o tostadas, ya que les confiere un toque especial y un atractivo color. Un poco de sal y un buen chorro de aceite de oliva puede ser suficiente para saborear esta apetitosa variedad.

Os propongo una sencilla receta, para la que necesitaréis:

3-4 tomates kumato
1 lata de atún
Media cebolla roja
Alcaparras
Aceite de oliva virgen
Sal maldon

Cortad los tomates en cubitos, y la cebolla bien finita. Incorporad el atún, las alcaparras y aliñad con aceite de oliva virgen y unas escamas de sal Maldon. Es una ensalada sencilla y muy rica.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Nestea Casero

El otro día navegando por internés encontré una receta de limonada que, al hacerla y probarla, resultó tener un sabor muy parecido al del Nestea. Es muy sencilla y refrescante. Necesitarás:
1.5 l de agua
2 ramitas de menta fresca
El zumo de dos o tres limones
50gr de azúcar moreno

Ponemos en una olla el agua, las dos ramitas de menta y el azúcar a hervir. Dejamos reposar hasta que esté templado y añadimos el zumo de los dos o tres limones. Dejamos enfriar por completo, lo colamos, embotellamos y metemos en la nevera. Se toma bien frío, y se puede acompañar de hielo picado, o hacer previamente hielo con un poco de bebida.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Menestra estival con tostas y crujiente de jamón…

¿Qué os parece el título? Impresionante… total para decir que vamos a preparar una menestra acompañada con un poquito de jamón serrano secado al horno y unas tostadas… ¿os animáis? Necesitaréis para dos raciones:
1 zanahoria (o 2 si os gustan mucho)
2 patatas medianas
1 diente de ajo
200 g de judías verdes
4 huevos de codorniz
4 lonchas de jamón serrano
2 tostadas de pan
1 pastilla de caldo de ave
1 cucharadita de aceite de oliva virgen
1 cucharadita de vinagre

Empezamos haciendo un caldo con un litro de agua y una pastilla de ave. Mientras echa a hervir vamos limpiando y cortando las verduritas en daditos. Echamos en el caldo y dejamos hervir durante 20 minutos. Escurrimos.
Por otro lado, vamos cociendo los huevos de codorniz, que estarán listos en 5 minutos desde el punto de ebullición. Calentamos el horno a 180º e introducimos las lonchas de jamón sobre una bandeja sin embadurnar, y muy importante, sólo los dejaremos 5 minutos, pues si nos pasamos del tiempo se quemarán y sabrán muy amargos… Transcurrido ese tiempo los sacaremos del horno y dejaremos enfriar sobre un plato. Notaréis que nada más sacarlo del horno no están “tiesos”. No os preocupéis, conforme se vayan enfriando irán adquiriendo su textura crujiente…
Ahora nos queda emplatar: en un cuenco colocamos las hortalizas y adornamos con los huevos de codorniz. Regamos con un poquito de aceite y vinagre. Colocamos los crujientes de jamón a modo de peineta y decoramos con una tostada. Listo para degustar. Se come tibio.


Variantes: en vez de jamón podéis añadirle unos langostinos peladitos, o incluso unos dados de beicon salteados.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Paté de Berenjenas…

Esta receta se la dedico a mi amiga vegetariana Silvia. Te animo a que lo pruebes y lo untes en un pan tostadito… riquísimo! Necesitarás:
2 berenjenas
8 cucharadas de aceite de oliva
1 diente de ajo (medio si no te gusta mucho el sabor fuerte)
Semillas de sésamo

Mete las dos berenjenas en el horno precalentado a 18ºC durante 50 minutos. Pasado ese tiempo sácalas y cuando no quemen las pelas, verás que bien se despega la piel. Introduce la pulpa en el vaso de la batidora junto con el diente de ajo y las 8 cucharadas de aceite de oliva, virgen a poder ser… Bate bien, hasta que adquiera la consistencia de una pomada. Prueba de sal y ya está lista para usar. Tómala untada en pan tostadito con unas semillas de sésamo tostaditas. Y para aquellas personas omnívoras que lean esta receta y quieran probarla, les recomiendo que acompañen la tostadita con una anchoa… ¡riquísisissisimo!

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Garbanzos con tomate frito y… ¡un huevo!

Todas las semanas procuro hacer un plato de legumbres, ya sea una ensalada de alubias, lentejas, o garbanzos. Hoy, como no tenía mucho tiempo para cocinar, he preparado un plato muy nutritivo, sencillo, rápido de hacer y muy rico. Incluso si no te gustan las legumbres, pruébalo… y disfrutarás.
El plato es bien sencillo. Necesitarás:

1 tarro de garbanzos ya cocidos
1 bote pequeño de tomate triturado (sin freír)
1 cebolla
2 huevos
Un chorrito de vino blanco
Un chorrito de aceite de oliva
Pimienta
Sal

Empezamos haciendo un sofrito con la cebolla bien picadita. Añádele un poco de sal para ayudar a pocharla. Cuando esté doradita añade medio tarro de tomate (o el tarro entero si te gusta mucho). Incorpora un chorrito de vino blanco, un poco de pimienta y deja cocer durante 20 minutos a fuego lento (si no dispones de tanto tiempo, sube el fuego y remueve bien para que no se te pegue a la cazuela). Transcurrido ese tiempo, escurre un bote de garbanzos y enjuágalos bien bajo el chorro del agua. Incorpora al sofrito y dale remueve hasta que estén doraditos. Mientras se terminan de hacer los garbanzos, fríe tantos huevos como comensales hayan (en este caso la receta está pensada para dos). Y ahora sólo queda montar el plato: en un plato llano pon los garbanzos y encima un huevo frito. Sírvase con pan, ¡y a disfrutar!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Gazpacho… Alicantino

Esta recetilla va dedicada a mi cuñada Patri. Se trata del gazpacho típicamente llamado “Andaluz”, pero como soy de… pues lo llamo alicantino. Necesitaremos los siguientes ingredientes para dos personas:

4 tomates bien maduros, rojos rojos.
1 pepino
Un trozo de pimiento verde
½ cebolla
2 dientes de ajo
Un poco menos de media barra del día anterior
Un chorrito de vinagre
Un chorrito de aceite de oliva virgen
Una pizca de sal

Ponemos en remojo el pan, y vamos pelando los tomates. Pelamos también el pepino y le quitamos las semillas al trozo de pimiento verde. Cortamos la cebolla en trozos grandes y pelamos los ajos. En el vaso de la trituradora ponemos los tomates pelados y cortados en cuartos, el pepino peladito y cortado en trozos grandes, la cebolla, el ajo y el pimiento. Trituramos bien, y añadimos el pan escurrido. Seguimos dándole al… botón, y añadimos el vinagre y el aceite. Incorporamos la sal y agua fría al gusto. Trituramos un poco más para mezclarlo todo y ya está: gazpachito refrescante para el veranito.

Lo podemos servir en vasos amplios con unos cubitos de hielo. También se puede hacer este receta tal cual pero sin añadir miga de pan, es menos calórica y está igual de rica. Otra opción es pasar el gazpacho triturado con el agua y todo por un chino, en ese caso se queda una crema muy fina. También podemos servir el gazpacho con trocitos de cebolla, pepino y huevo duro picaditos muy finamente, ¡ah! Y picatostes… mmmmmmmmmmm

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized